Las Florallure se cultivan con mucho cuidado y dedicación en el vivero De Hoog Orchids.

arjan-de-hoog

Dedicación

Nuestra empresa familiar lleva cultivando Dendrobium Nobile desde 1990. Estamos situados en Delfgauw y en Pijnacker en el sur de Holanda. Junto con nuestros apasionados colaboradores cultivamos la Florallure Dendrobium Nobile durante todo el año. Disponemos de un espacio de producción de 52.000 m3, repartido entre dos establecimientos modernos y sostenibles en Delfgauw y en Pijnacker. También vendemos nuestras orquídeas a mayoristas, centros de jardinería y minoristas. Ellos a su vez aseguran que los consumidores en todo el mundo puedan disfrutar de nuestra

hightech

Alta tecnología

Nuestro vivero en Pijnacker se construyó desde cero en 2007. En 2013 De Hoog Orchids abrió en Delfgauw un vivero de orquídeas completamente nuevo y sostenible con una superficie de 275 m3. Dado que la empresa utiliza tres pantallas interiores, fuentes de calor y frío, una bomba de calor y cogeneración con tratamiento de gases, se ahorra mucha energía y se reduce la emisión de CO2. Las plantas se refrigeran con iluminación LED. Esta nueva técnica asegura un consumo de energía lo más bajo posible y el mejor crecimiento de capullos en la Florallure Dendrobium Nobile. El calor que se libera se utiliza en el cultivo para estimular el crecimiento de plantas jóvenes.

Swirski Beestje koppert

Respeto al medio ambiente

La sostenibilidad y el medio ambiente son aspectos importantes para nosotros. De Hoog Orchids intenta cultivar sus plantas de la manera más respetuosa posible con el medio ambiente. Mediante la iluminación LED y la reducción de CO2 intentamos reducir al máximo el impacto sobre el medio ambiente. Esto también es aplicable al uso de métodos de control de plagas (enemigos naturales). Damos mucha importancia a las certificaciones de calidad. Tenemos certificación según las normas más estrictas en materia de medio ambiente, sostenibilidad, seguridad y trazabilidad.

FacebookTwitterPinterestLinkedIn